The Uncommon Reader, Alan Bennett

martes, noviembre 18, 2014

.Título original: The Uncommon Reader
Título en España: Una lectora nada común
Autor: Alan Bennett
Ed. Anagrama
Páginas: 119

Si sus perros hubieran respondido a su llamada, la reina no habría descubierto el vehículo de la biblioteca móvil del ayuntamiento aparcado junto a las puertas de las cocinas del palacio. Y no habría conocido a Norman, el joven pinche de cocina que estaba leyendo un libro de Cecil Beaton e iba a constituirse en su peculiar asesor literario. Pero ya que estaba allí, la reina decide llevarse un libro. ¿Y qué puede interesar a alguien cuyo único oficio es mostrarse interesada? Isabel II de Inglaterra descubre en los estantes de la biblioteca el nombre de una escritora que conoce, Ivy Compton-Burnett. Y de ella a Proust. Y de Proust a Genet, cuya sola mención hará temblar al presidente de Francia, sólo median algunos libros. Así, azarosamente, ella, que hasta entonces sólo había sido un lugar vacío ocupado por una fuerte idea del «deber», descubrirá el vértigo de la lectura, del ser, del placer.



Éste es uno de esos libros cortos para leer en un suspiro, para intercalar entre lecturas demasiado serias e intensas, y sobre todo, para pasar un buen rato. No pensar demasiado, simplemente leer, divertirte y estar entretenida. 

No estoy diciendo que sea malo, ni muchísimo menos. La voz de la reina, ese plural mayestático ("nos interesa", "nos dijeron que") está bastante bien conseguido. Las intimidades de palacio, aunque no creo que sean tal y como nos cuenta el autor, me parecen plausibles, y no son detalles tan estrafalarios. 

Lo mejor son todas esas referencias a los libros, bien sea  a los que lee la Reina, a los que le recomiendan, o a los que leen los que la rodean.  Es, como en el caso de Northanger Abbey (aunque salvando las diferencias abismales) un caso en el que estaría bien hacer una lista de los libros mencionados y echarles un vistazo.

Divierte mucho, por la excentricidad de la imagen, imaginarse a la Reina de Inglaterra yendo a una biblioteca ambulante, o con mono de leer libro, enfurruñada en su desfile semanal por no poder leer en ese momento. El tono de humor british que abunda en el libro, esa mezcla de ironía, flema y qué sé yo, que en lo particular me gusta tanto.

Pero, y como en todo, hay un pero, hay algo que no me gusta. En realidad son dos cosas,que no se pueden ver en el estilo en sí, no son demasiado obvias, y a veces se difuminan entre sí, sobre todo hacía el final. 

La primera ya me ha pasado con otras obras (sobre todo películas) que abordan el tema de la soberana inglesa: está tan mitificada y tan entronizada entre algunas personas, que cualquier retrato (del tipo que sea, en este caso, escrito) me parece poco realista. Siempre tendiendo al "buen rey". Tampoco es que el libro dé para mucho más, no es un The Queen o un The King's Speech. Pero siempre me queda la duda de hasta dónde llega la valentía y la mala baba del autor y por qué.

La segunda, bastante enlazada con esto, es el final de la obra. No basta con que el autor cuente que la reina lee, como un súbdito más, y sufre con la ficción, como un súbdito más. La reina es la reina. Y por eso, a mi juicio, ese final casi propagandístico de las virtudes y la gran experiencia de la soberana han de ser recogidas en unas memorias que alumbren al pueblo llano. Con los primeros ministros, con los consejeros y todos reunidos pendientes de las grandilocuentes palabras que les dedique. 

Que si soy justa con el libro, lo que es el final estrictamente hablando, me ha gustado. No creo que encaje demasiado con el resto de lo que se  habla en el libro, ni me lo esperaba, pero me ha gustado. En general me he reído, he disfrutado de las referencias a los libros, y del sentido del humor que se gasta el autor. Por eso las cuatro estrellitas. Pero no dejo de pensar que, en mi cabeza, lleva el sello de aprobación de Buckingham Palace. Y por eso la estrellita que falta.

2 comentarios:

  1. No quiero ni imaginarme como sería un libro sobre el rey si lo escribiéramos en España xD. Sobre el antiguo rey, claro, el nuevo aun no lo conocemos demasiado xD.
    La verdad es que me ha parecido curioso, lees unos libros que no conocía, pero no me acaba de llamar. Es de esos que no me apunto, pero que si cae en mis manos, bienvenido sea.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Como ya te he dicho por twitter es un libro que quiero leer, un libro que me da mucha curiosidad. Me gusta eso de que tenga referencias literarias, y el toque de humor, aunque no soy mucho de humor. Lo que me echa para atrás es lo que comentas de que seguro que tiene el sello de aprobación. Pero coincido con Isa-Janis, como se escribiera un libro sobre el rey antiguo de aquí, lo más seguro es que ni lo publicaran...
    Un beso

    ResponderEliminar

¡Hola! Gracias por pasarte por mi blog y dedicar tiempo a comentar, valoro todos los comentarios, y siempre respondo.
¡Un saludito!