Let's kill Uncle, Rohan O'Grady

miércoles, julio 22, 2015

Título original: Let's kill Uncle
Título en España: Matemos al tío
Autor: Rohan O'Grady
Ediciones Impedimenta
Páginas: 320

Barnaby Gaunt tiene diez años y acaba de quedarse huérfano. Solo y desamparado en la vida, ha de vivir con su tío, por lo que viaja a una preciosa isla remota de la costa de Canadá, llena de amables ancianitos y donde hay hasta un policía montado. A primera vista, todo indica que le espera un verano perfecto. 
Salvo por un pequeño problema: su tío está tratando de matarlo. Heredero de una fortuna de diez millones de dólares, Barnaby se cansa de decirle a todo el mundo que su tío, un hombre misterioso y aterrador, anda detrás de su herencia, pero nadie le cree. Nadie salvo Christie, una niña rara y de poco comer, que llega a la conclusión de que Barnaby solo puede detener a su demoniaco tío de una manera: matándolo primero a él. 
Y así, con la ayuda de Una Oreja, un puma salvaje a quien los isleños atormentan desde hace años, Christie y Barnaby traman un plan infalible.

Que nadie se alarme ni ponga el grito en el cielo. Le estoy dando menos de 4 estrellas a un Impedimenta, sí. Y con ello no quiero decir que sea mal libro, ni mucho menos. Como soy yo la que doy estrellitas (corazones en este caso, pero me entendéis), el criterio es totalmente subjetivo. Y a mí este libro me salió rana. De una idea que sonaba muy bien, de hecho me sonaba un poco timburtonesca, con sus momentos creepys y demás....se quedó en un intento de Enyd Blyton de ser malvada. Quizás fuera con más expectativas de la cuenta, o quizás la autora y yo no encajamos del todo. No estoy segura de lo que ha pasado, pero me ha decepcionado bastante.

La historia, como cuenta en la sinopsis, es más o menos simple. Un niño huérfano y heredero de una gran cantidad de dólares llega a una apacible y tranquila isla de Canadá, donde se encontrará con otra niña que será su compañera de juegos en aquel verano. Los pocos habitantes de la isla, en su mayoría ancianos, estan poco acostumbrados a las energías de Barnaby y Christie, aunque añorando un cálido pasado donde los niños poblaban la isla, les consienten sus travesuras. 

Este es uno de los aciertos de la autora. Las descripciones en general, y de este pasado antes de la guerra donde los niños correteaban y jugaban por la isla. Transmite cierta empatía con los ancianos que quedan ahora y el lector, llega de alguna manera, a añorar aquellos tiempos. Además, las descripciones, desde el paisaje a la comida, son muy detalladas y cuidadas, cosa que se agradece.

Llevaba semanas sin llover, y todas las tardes la temperatura se elevaba unos cuantos grados más. Hacia las dos, el paisaje temblaba, suspendido como el decorado de un escenario teatral. Las zarzas y los rosales silvestres, que se amontonaban a los lados de los caminos, salpicadas de un polvillo blanco, eran el sueño de todo confitero. Las hojas de madroño perdieron su brillante lustre, repiqueteando doradas y secas contra sus desconchados troncos color bronce. Pequeños arroyos, que anteriormente retozaban alegremente hacia el océano, se entretenían, fluyendo cansados en delgadas hilachas, para acabar desapareciendo pro completo, dejando únicamente tras su paso los guijarros blancos y pulidos de su cauce.

En la isla, como ya os digo, se encuentran la mayoría de personajes. Y aquí viene algo que me chirrió bastante. Quizás sea opinión personal, pero me pareció que las historias personales de los habitantes de la isla estaban puestas por obligación, por decirlo de alguna manera. Parecía como si la autora les dejara con una única cualidad como personajes: la cabrera es la encargada de la comida en la isla, el matrimonio Brooks son los permisivos ancianos que añoran a su hijo muerto, el señor Duncan es el cascarrabias de la isla...No llegué a conectar con todos ellos, creo que por resultar todo demasiado tópico, incluso forzado en algunas ocasiones.

La forma de escribir de la autora es, para mí, demasiado amable, demasiado condescendiente. Más aún si tenemos en cuenta que estos dos niños son los que páginas más tarde van a organizar el asesinato de un adulto. Porque sí, el tío de Barnaby, un filántropo y educado hombre cara a la galería, quiere matarle y quedarse con el dinero que el niño debería heredar de sus padres. Y a Christie no se le ocurre mejor plan que matarle a él primero. Y aquí es donde choca esa visión de la que os he hablado, amable e idílica, con el punto álgido de la trama. El momento en el que pasa de ser algo propio de Enyd Blyton edulcorada a intentar ser un thriller con asesinato incluido no me resultó creíble en absoluto. Y cuando todo el libro depende de eso, choca bastante.

Tiene momentos puntuales en los que sí llega a ser un poco inquietante, que obviamente no spoilearé, pero el fallo es justamente eso, que son demasiado escasos para mí gusto. Además, incomprensiblemente, la autora, se deja llevar por la narración de los tiempos pasados de la isla, incluyendo la llegada de los indios a la isla o la posterior conquista del hombre blanco, momentos que en mi opinión no tienen razón de ser en la trama.

Conclusión, quizás por mis altas expectativas, o por creer que sería más oscuro de lo que es en realidad, el libro me ha decepcionado bastante, y en mi opinión, se ha quedado corto en lo que a misterio y thriller se refiere.

6 comentarios:

  1. ¡Hola!
    La verdad es que le tenía ganas a este libro, pero hay tanto que leer y tan poco tiempo que creo que lo descartaré. No me gusta que los personajes resulten un poco forzados, que no sea creíble la parte "thriller" de la historia, que meta momentos que no tienen nada que ver (la llegada de los indios, etc...) Así que lo descarto.
    Es una pena que tuvieras tantas expectativas y que te decepcionara... Espero que disfrutes mas del próximo Impedimenta que leas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      A ver, que a lo mejor soy solo yo, y como me iba desinflando en la lectura, ya fui viendo todo negativo. En general, a la gente parece que le ha gustado, así que igual no deberías fiarte mucho de mí, jajajaja.
      El próximo Impedimenta va a ser uno de Elizabeth Bowen, que me gusta mucho, así que no creo que defraude, jejeje.
      Gracias por pasarte! :D
      Un saludín!

      Eliminar
  2. A mi me encantó, la verdad. Es cierto que lo pintan como una novela de terror y para mi no lo es pero tiene su punto.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Quizás fue ese el problema, y de ahí me vino el chasco. Estaba esperando algún tipo de terror o novela gótica y se me desinfló todo, no sé.
      aún así ya te digo que tiene partes que me gustaron mucho, pero...en general, bastante desencantada.
      Un saludín! :D

      Eliminar
  3. Sí que es verdad que hasta ahora siempre había leído reseñas positivas, pero esta tuya ya me da que pensar...
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      A ver, ya dije antes, yo me iba esperando una cosa y al no encontrarla, se me desinfló todo, de ahí este punto de vista un poco...negativo, por decirlo así. Pero fíate de quien hable mejor de él, que seguro que te va mejor, jajajaja.
      Un saludín! :D

      Eliminar

¡Hola! Gracias por pasarte por mi blog y dedicar tiempo a comentar, valoro todos los comentarios, y siempre respondo.
¡Un saludito!