Harriet, Elizabeth Jenkins

miércoles, septiembre 09, 2015

Título original: Harriet
Título en España: Harriet
Autor: Elizabeth Jenkins
Alba Editorial
Páginas: 334

Harriet es una mujer de treinta y dos años, elegante y adinerada, ya en posesión de su propia herencia; pero es también lo que «los vecinos del pueblo» de donde procede su madre llaman «tontita». Esta alma cándida y simple conoce un día, mientras pasa una temporada en casa de unos parientes pobres, a Lewis Oman, empleado en una casa de subastas, el cual no tarda en pedir su mano. «Las mujeres me encuentran atractivo», le dice a la madre de Harriet, que solo ve en él a un vulgar cazafortunas y que trata por todos los medios de impedir la boda. Sin embargo, ésta se celebra… y Harriet, a merced de su marido y de la familia de éste, entra en una pesadilla que nadie habría sido capaz de imaginar.

Este libro fue un envío de Alba Editorial, que muy amablemente me ofrecieron además "La Historia del Doctor Gully" también de la misma autora y en su colección Rara Avis, que espero leer y reseñar pronto. ¡Muchas gracias!

¿Cómo empezar a explicar este libro? Podría decir que está inspirado en un hecho real que conmocionó a la sociedad victoriana, que la autora incluso ha mantenido los nombres originales de los implicados para llegar a darle más veracidad a su relato. Podría hablar también de lo mucho que me han impactado determinados pasajes y escenas, bien por inquietantes, bien por crueles (más si pienso que esto realmente ocurrió). En cambio, os voy a hablar de Harriet.

Como bien dice la sinopsis, Harriet es una mujer de treinta y tantos, que tiene algún tipo de retraso o deficiencia mental, aunque no se llega a saber de qué tipo. Su madre le atiende y ayuda con las tareas básicas, a la vez de cuida de su porvenir a corto y largo plazo. La figura de la madre es esencial, creo que la autora ha sabido encontrar el punto exacto entre una mano firme y una amable que tanto necesita Harriet. Y es precisamente esto lo que marca su pauta de acción a lo largo de todo el libro. La madre siempre está ahí, a expensas de lo que pueda necesitar su hija, intentando protegerla de las garras de un mundo demasiado cruel y ambicioso. No es del todo una madre abnegada ni una madre coraje, más por la posición de la mujer en aquellos tiempos que por su propia voluntad, pero es claramente un ancla en la vida de Harriet. 

Sin ella, su hija está perdida. Literal y figuradamente. Durante un breve periodo de tiempo, abandona el hogar materno y la seguridad para pasar una temporada en casa de unos parientes y allí conoce a un joven, encantador a sus ojos, galante y con demasiada labia que, en vista de su más que adinerada posición, trata de engatusarla. No contento con su idea, este joven se busca cómplices para llevar a cabo su plan, un poco a lo "Las Amistades Peligrosas", pero con un tono mucho más turbio e inquietante.

- En serio, Lewis. Ten cuidado -gritó- Como crea que te estás burlando de ella se quejará a su madre y se irá de aquí. Y entonces perderemos ocho libras. ¿O es que no quieres verme con mi vestido nuevo? 
- Claro que sí -dijo Lewis con mucha convicción dándole una palmadita en la rodilla-. Pero ya verás cómo sucumbe a mis encantos. Tú no te rías y así podremos divertirnos un poco.

Y como suele ocurrir, a partir de aquí comienza el camino al desastre. Tanto Lewis como sus cómplices aparecen tan crueles y mezquinos como el propio ser humano puede llegar a ser. Es la codicia en la mayoría de los casos, la que mueve sus actos, y lo que en principio puede que no llegara a ser más que una broma algo pesada, acaba convirtiéndose en un caso que llegó a los tribunales y conmocionó a la sociedad de la época. Y en realidad, a cualquiera que lea esta obra y compruebe de primera mano el ambiente, cada vez más opresivo e inquietante, en el que se mueve Harriet. La Harriet embelesada con Lewis, la misma Harriet perdida sin los buenos consejos y la protección de su madre. 

No creo que pueda ser considerado libro de terror, o no al uso al menos. Sin embargo, la consecución de determinadas acciones de los protagonistas, tanto Lewis, sus cómplices, y en mucha menor medida la propia Harriet hacen que se trate de un caso de bola de nieve, donde cada escena supera a la anterior en dramatismo, y el futuro de todos ellos cada vez parece ser más y más negro. Más que un libro de personajes es un libro de acciones, por decirlo de alguna manera, y para mí, hay un punto de inflexión en el que el lector tiene la siniestra certeza de qué tipo de libro está leyendo, y que no todo son inofensivas bromas de un cazafortunas y su séquito de embelesados.

Su hermana apartó algunas prendas para poder sentarse en la única silla que había en la cocina, y entonces, por primera vez, se dio cuenta de lo que estaba haciendo Alice. Por todas partes había piezas de un vestido que había descosido para poder planchar la tela antes de coserlo de nuevo; piezas de seda gruesa, de un tono azul oscuro precioso, como el ala de un arrendajo. Elizabeth apartó la vista sin decir palabra.

Cada cual escoja el motivo de los protagonistas para involucrarse en el plan de Lewis, si es que existe justificación para este caso. Impacta leer la novela, deja de piedra saber que está directamente basado en un hecho real de hace no tantos años. A través de una excelente labor de documentación, Elizabeth Jenkins noveliza lo que en la época se conoció como "el misterio de Penge", con un juicio prologado durante varios días y unas resoluciones cuestionadas aún en nuestros días. Rachel Cook, de The Observer, explica a modo de epílogo los pormenores del caso real y cómo la autora de Harriet llegó hasta el punto de elaborar esta novela. 

Acompañad a Harriet en su descenso al infierno, no la dejéis sola, no miréis a otra parte. Sentíos oprimidos y abandonados como ella. Sobrecogeos con su historia.

11 comentarios:

  1. Me parece muy interesante, tiene que ser una novela estupenda, así que me la apunto sin dudarlo. Gracias por la recomendación.

    Besooss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Es una novela más que interesante. La ambientación y la caracterización de los personajes es tan real y tan opresiva por momentos que impresiona bastante. si puedes, hazte con ella, porque merece la pena.
      Un saludín! :D

      Eliminar
  2. ¡Hola!

    No me llama mucho esta historia, aunque me parece interesante que esté basado en un hecho real.
    Gracias por compartir la reseña :)

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      No es una historia para todos los públicos, el caso real y la novela narran una situación dura y cruel, los personajes son bastante mezquinos y mal intencionados. Es comprensible que pueda no llamar a primera vista. Aunque literariamente, como novela, está muy bien ambientada y conseguida.
      Aún así, gracias por pasarte, un saludín! :D

      Eliminar
  3. Pinta bastante bien, lo tednré en cuenta
    un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Déjate llevar por esa impresión y hazte con ella en cuanto puedas, porque merece mucho la pena, sinceramente. Ya me contarás qué tal :)
      Un saludín!

      Eliminar
  4. ¡Uuff, qué historia tan turbia y cómo me llama la atención! Me lo apunto si duda.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Más que recomendada, ya te lo digo. Es turbia, muy turbia, pero está muy bien ambientada, y es que no puedes dejar de leer, ¡es adictiva! Espero que puedas hacerte con ella en breves (y si no ya sabes donde está, jejeje) y me cuentes qué te parece :)
      Besotones!

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Yo ya me he sobrecogido y mucho. No es quizá de terror, como tú dices, pero el horror que ella vive es el infierno. A mí me dejó bastante impactada, la verdad, y seguí con la historia en la cabeza y buscando información durante días...
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Totalmente de acuerdo, sobrecoge ir viendo el infierno en el que van hundiendo a la pobre Harriet, sin asomo de culpa ni remordimiento, convencidos de no estar haciendo nada malo o al menos, convencidos de que cualquiera haría lo mismo.
      Me he llevado una sorpresa, esperaba que me gustara pero no contaba con cómo está narrado ni la crudeza que encierran sus páginas.
      Un saludín! :D

      Eliminar

¡Hola! Gracias por pasarte por mi blog y dedicar tiempo a comentar, valoro todos los comentarios, y siempre respondo.
¡Un saludito!